Jesucristo o la historia falsificada


Jesucristo o la historia falsificada -  - 9788479275228
EAN: 9788479275228
Editado por: Robin Book
Materia: Religión , Cristologia
Publicado el: 1 Enero 2005
Nº Edición: 1
Nº páginas: 250
Encuadernación: Rústica

Sin stock actualmente, disponible bajo pedido

comparte tu valoración:
Descubra los misterios que rodean la figura de Jesús. ¿Sabía que no existe prueba alguna que confirme la real existencia de Cristo? Jamás escribió nada ni dejó perso­nalmente ningún rastro arqueológico que confirme los testimonios escritos que hablan de él. Nada se sabe con certeza de este personaje singular, ni su aspecto físico, ni la historia de su juventud, ni el idioma que hablaba, ni quiénes componían real­mente su familia, ni si contrajo matrimonio o cómo fue con exactitucl su muerte.
Existen multitud de versiones sobre su vida, contempladas tanto en el Nuevo Testamento como en los denominados evangelios gnósticos, cuya comparación no plantea sino contradicciones y misterios. Así pues, ¿dónde se halla la verdacl?, ¿hasta dónde llega la historia falsificada? ¿Qué pasaría si todo fuese una invención de la Iglesia? ¿Por qué, durante siglos, se han intentado ocultar o minimizar las dudas y las posibles tergiversaciones de la Biblia?
Este libro, exhaustivamente documentado, profundiza en la figura de Jesucristo examinando todas y cada una de sus facetas como hombre y como leyenda. En él se despejan las incógnitas que lo rodean, desde los misterios más ocultos hasta las eludas mis frecuentes:
¿Existió realmente e% Jesús de ja Biblia?
¿La virginidad de María no es más que un error de traducción del hebreo a% griego?
¿Cristo tuvo hermanos o hermanas? ¿Qué fue de ellos?
¿Qué hay de cierto en %s milagros del Nuevo Testamento? ¿Qué relación existe entre % divino, % mágico y %a curandería?
¿Qué papel desempeñaron las mujeres en su vicia? ¿Qué dijo verdaderamente Jesús desde la cruz?
¿Qué se oculta tras %a imagen c% %a sábana santa?
¿Por qué son tan diferentes las versiones sobre sus apariciones! ¿Existió alguna vez un doble suyo?